Las sales de ácidos húmicos, a saber fulvatos, son ácidos húmicos unidos con iones de metales. El ácido húmico es una de las fracciones del humus. Caracterizada por su color de marrón oscuro a negro. En el proceso de extracción de suelos es soluble en álcalis. Los ácidos húmicos son unos mejoradores de suelos excelentes que garantizan su correcta estructura, composición química, así como acondicionan el desarrollo de la microflora útil. Presentan facilidad de reaccionar con iones, creando sales – solubles e insolubles en el agua. Este proceso tiene una gran influencia sobre la accesibilidad de las sustancias nutritivas para las plantas. Las sales concentradas de los ácidos húmicos presentes en el preparado húmico THE TOTALHUMUS incluyen elementos imprescindibles para el crecimiento de la cosecha y los liberan según la demanda de las plantas de los compuestos nutritivos. Previenen el lavado de los iones de hierro, fósforo, potasio, magnesio, manganeso y nitrógeno hacia el interior del perfil de suelo. Los elementos presentes en las sales de los ácidos húmicos son fácilmente asimilables por las plantas. Es preciso resaltar también que los ácidos húmicos desactivan las sustancias nocivas creando sales insolubles en agua y totalmente no asimilables por las plantas. Pueden ser utilizados para la rehabilitación de suelos contaminados con metales pesados, compuestos petroleoquímicos o elementos radioactivos.